Comisión

lat. derivado de committere – ‘poner en contacto’.

Es la percepción de deuda que se le hace al cliente por una transacción en particular, estas suelen determinarse por el grado de competencia en el mercado u otros factores como la complejidad del movimiento.

El cobro por comisión no es un valor fijo se define como un porcentaje proporcional al total de la operación por lo que entre más grande el valor, más elevado el precio. 

En la industria financiera un asesor basado en comisiones gana dinero vendiendo productos de inversión y realizando transacciones, mientras que un asesor basado en honorarios cobra una tarifa fija por administrar o maniobrar con el dinero de un cliente.

Fuente: Investopedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *