EL EMPOBRECIMIENTO DE LA CAPACIDAD DE ENTENDER EN LAS REDES SOCIALES

redes sociales

INTRODUCCIÓN

En nuestro ensayo anterior, publicado con el nombre de INSTITUCIONALIZACIÓN DE PODER POR MEDIO DE LAS REDES SOCIALES, se ha explicado como una herramienta que, su principal objetivo es crear comunidad, ha encontrado otros fines para los que puede ser usada. Se habló, además, de cómo algunas publicaciones en estas redes sociales, a manera de meme, cumplen la función de un ritual, y este refuerza la creencia en cierto tema.

La razón por la que este ensayo inicia hablando del anterior, es porque se retoman ideas del artículo y bien se podría considerar este como la segunda parte, ya que en este escrito, el interés sigue centrándose en los efectos de las redes sociales. Ahora se busca centrar en los efectos de Facebook y/o Twitter, que estos tienen sobre nuestro razonamiento.

Este ensayo expone cómo las redes sociales, tan distintas en sus funciones, reducen nuestra capacidad de abstracción y diálogo. Hacemos un repaso por las características que hicieron posible el desarrollo de la inteligencia y la abstracción en los humanos. También analizamos los medios de información históricos y las consecuencias que cada uno de ellos tiene sobre el hecho de informar.

Enseguida, se hace un análisis sobre el modelo de negocio de Facebook y como este parece ser incompatible para «crear comunidad». Se muestran además algunos problemas que han tenido en esta plataforma, respecto a los datos de sus usuarios.

Más adelante se analiza la forma en que se comparten noticias en las redes sociales, tanto en texto como en video, y se habla de cuales son las repercusiones en nuestro intelecto. Por último, se exponen los trabajos de Hegel respecto a cómo la exposición del diálogo va cambiando conforme esta se muestra, resultando en tesis, antítesis y síntesis que sirven como puntos de razonamiento para la continuación del diálogo.

 

CONTENIDO

Al utilizar el término *red social* se estará refiriendo a Twitter y a Facebook casi por igual, porque a los intereses de este artículo, los efectos sobre nuestro razonamiento son parecidos, aunque las funciones de estas plataformas sean diferentes, entonces, es necesario hablar de las diferencias y similitudes entre ellas de manera breve.

Twitter es un microblog en el que cada publicación consta de un máximo de 280 caracteres, puede adjuntarse un video o una foto. Compartir un texto de otra cuenta replicando y agregando un comentario personal. Esta red social se basa en lo que está ocurriendo en el momento, por lo tanto, su pregunta al usuario es: *¿Qué está pasando?*

Por otra parte, Facebook no tiene un límite corto de caracteres para una publicación, por lo que se puede escribir de manera extensa, además, igual que en Twitter, se pueden adjuntar fotos o videos a la publicación. La diferencia es que Facebook se enfoca en la pregunta: *¿Qué estás pensando?*

La similitud fundamental que interesa aquí, es la forma en que se interactúa con la información, donde se muestra de manera constante mientras se desliza en la pantalla. Se retomará este punto más adelante, ya que se considera necesario analizar algunas ideas previamente.

Primero, se retoma y profundiza en el discurso sobre el desarrollo del cerebro y cómo, en este, se desarrolló la inteligencia y la razón. Enseguida se verá cómo la exposición de manera repetida a la información, mostrada en las redes sociales, puede perjudicar nuestro razonamiento y habilidad para abstraer ideas. Por último, se hará la conexión entre la forma en que se comparten las noticias, y cómo nuestra interacción con ellas puede afectar nuestra capacidad para razonar.

 

DE NUEVO EL CEREBRO 😉

Se ha dicho en BIPEDACIÓN Y CEREBRACIÓN: UN ENFOQUE HACIA LA MUJER, que la estructura cerebral se compone del COMPLEJO R, o también conocido como el cerebro reptiliano. Su nombre deriva del hecho de que el cerebro de un reptil es dominado por el tronco encefálico y el cerebelo. Este se encarga de los comportamientos instintivos para sobrevivir, controlando los músculos, y funciones como la respiración y el latido del corazón.

El sistema límbico es la porción del cerebro que deriva del “cerebro viejo del mamífero”, y es el origen de las emociones, memoria y relaciones sociales. Para este sistema todo es “agradable o desagradable”. La supervivencia está basada en una forma evasiva de dolor (desagradable) y una forma recurrente de placer (agradable).

Por último, el neocórtex se encuentra únicamente en el cerebro de mamíferos, incluyendo los seres humanos. Es responsable de la ejecución de las funciones de carácter superior, que abarcan la cognición, la percepción sensorial y el sofisticado control motriz. La evolución del neocórtex en mamíferos se considera un avance clave que permitió las funciones cognitivas como el lenguaje, el pensamiento avanzado, el razonamiento, y la sapiencia. Paul MacLean consideraba su aparición como el paso más reciente en la evolución del cerebro de los mamíferos, lo que les confería la habilidad para el lenguaje, la abstracción, la planificación y la percepción. Podemos decir que el neocórtex es la capa que nos hace humanos, dotándolos de todas las características que nos convirtieron en seres inteligentes.

 

INTELIGENCIA, RAZÓN, AFECCIÓN Y ABSTRACCIÓN  

Se pueden hacer algunas inferencias sobre cómo desarrollamos nuestra inteligencia, y se observan por lo menos tres factores imprescindibles para que saliéramos del pantano [6].

  1. Algún tipo de ojos estereoscópicos

Los depredadores, en general, son más inteligentes que sus presas. Para cazar eficazmente, hay que tener sigilo, astucia, estrategia, camuflaje y engaño. También hay que conocer los hábitos de la presa, donde se alimenta, sus debilidades, y maneras de defenderse. Esto exige cierta capacidad cerebral, en cambio, lo que tiene que hacer la presa es echarse a correr, esto se refleja en los ojos. 

Los cazadores tienen los ojos en la parte delantera del rostro, proporcionando visión estereoscópica, en la que el cerebro compara las imágenes del ojo izquierdo y derecho, permitiendo apreciar distancias, algo fundamental para localizar a la presa. En cambio, las presas necesitan un campo de visión de 360 grados para detectar a los depredadores, por eso tienen los ojos a los lados del rostro, como ciervos y conejos.

  1. Pulgar oponible o apéndice prensil

A diferencia de las plantas, que están a merced de los cambios, los animales inteligentes pueden alterar sus alrededores para aumentar sus posibilidades de supervivencia. El pulgar oponible, en los humanos, permite utilizar las manos para usar instrumentos. Antes, las manos se usaban sobre todo para colgarse de las ramas de los árboles. El arco formado por nuestro pulgar e índice coincide aproximadamente con el contorno de una rama de árbol en África.

  1. Lenguaje

Para muchas especies, cualquier lección que el individuo aprenda, muere con él.

Para transmitir y acumular información de una generación a otra, se necesita algún tipo de lenguaje. Cuanto más abstracto sea, más información se puede transmitir de una generación a otra.

La vida del cazador favorece la evolución del lenguaje, pues los depredadores que cazan en manada tienen que comunicarse y coordinarse unos con otros. El lenguaje es importante para los animales sociales, siendo un fenómeno que acelera el desarrollo de la cooperación.

El hombre, —dice Miguel de Unamuno en EL SENTIMIENTO TRÁGICO DE LA VIDA:— «dicen, es un animal racional. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le difiera sea más el sentimiento que no la razón. Más veces he visto razonar a un gato que no reír o llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso también el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado.»

Se puede decir entonces que no es nuestro razonamiento lo que nos hace intrínsecamente humanos, pues los animales también razonan. Debe haber otra característica que se haya desarrollado y proveernos de un tipo de inteligencia que sea intrínsecamente humana, ¡la abstracción!  

“Debemos nuestro saber y avance a la *capacidad de abstracción*. Las palabras que articulan nuestro lenguaje son símbolos que evocan representaciones, y llevan a la mente figuras, imágenes de cosas visibles que hemos visto. Esto sucede con los nombres propios y con las *palabras concretas*. Pero casi todo nuestro vocabulario cognoscitivo y teórico consiste en *palabras abstractas* que no tienen ningún correlato en lo visible, y cuyo significado no se puede trasladar ni traducir en imágenes. No podemos ver nación, estado, soberanía, democracia, representación, burocracia, etcétera; son conceptos abstractos elaborados por procesos mentales de abstracción construidos por nuestra mente como entidades.

Toda nuestra capacidad de administrar la realidad política, social y económica en la que vivimos, se fundamenta exclusivamente en un *pensamiento conceptual* que representa entidades invisibles e inexistentes. En el lenguaje primitivo, destacan palabras concretas, garantizando la comunicación, pero con escasa capacidad científico-cognoscitiva y, a los pueblos avanzados, se les considera así porque han adquirido un lenguaje abstracto que permite el conocimiento analítico-científico.” [1]

Los principios del lenguaje moderno debieron de adquirirse entre 400.000 y 300.000 años, cuando se alcanzó la conformación fisiológica necesaria para producir el sonido de las vocales universales que nos caracteriza, iniciando una nueva etapa para la utilización del lenguaje al cargarlo con una información simbólica, llegando al punto que nos llevó al pensamiento lógico.

Así, la constitución de nuestros ojos, el pulgar oponible y el lenguaje, nos han hecho una especie con capacidades para abstraer ideas. En consecuencia, se puede ver cómo es afectada la abstracción por algunos medios de comunicación. [7]  

La televisión —comenta Sartori—, lleva ante los ojos de un público de espectadores cosas que puedan ver en cualquier sitio. En la televisión (T.V.), el hecho de ver, prevalece sobre el hecho de hablar, en el sentido de que la voz del medio es secundaria y, como consecuencia, el telespectador es más un animal *vidente* que un animal simbólico. Esto es un cambio radical de dirección, porque mientras la capacidad simbólica distancia al *homo sapiens* del animal, *el hecho de ver lo acerca a sus capacidades ancestrales.*

 

VIDEOS PSEUDO INFORMATIVOS

Hay una característica más de la que vale la pena hablar: los videos informativos, en particular, los que se comparten en páginas pseudo informativas con un formato muy específico. Estos duran alrededor de tres minutos, mostrando una noticia en tendencia, por ejemplo: «Científicos investigan nueva sustancia que podría curar X enfermedad».

El video muestra imágenes de alguna persona con bata blanca trabajando con una placa de petri, inclusive si estás imágenes no tienen nada que ver con el título del vídeo y/o el médico está trabajando en la investigación de dicha cura. Lo que importa es llevar un vacío de tres minutos para causar un impacto.

La segunda característica de estos videos es que muestran la menor cantidad de texto posible. Así, un solo enunciado de un promedio de 10 palabras puede mostrarse durante 10 o 15 segundos, esparciéndose en el video unos 4 enunciados (con todo e intermedios) y contando el tiempo que aparece el logotipo de la página al inicio y al final.

Un video «informativo» de este tipo da como resultado ver imágenes aleatorias vagamente relacionadas con el tema, y leer 4 enunciados en 3 minutos, y sin bibliografía. En promedio, las palabras por minuto que lee una persona regular oscila en un rango de 160 a 360 palabras por minuto. El texto total que se muestra en estos video-informes alcanza al menos 50 palabras. ¡50 palabras en 4 minutos!, se imagina el daño que están haciendo primero a la capacidad y comprensión lectora, y después a la información. Esto propicia otro salto en la atrofia viene con los videos informativos. 

Recordemos que evolucionamos para abstraer ideas, dando como resultado nuestra inteligencia. Estos videos lo que hacen es reducir esta capacidad de abstracción, mostrándonos cada vez menos texto (en lo que reside nuestro potencial) y más imágenes (fuera de contexto y vacías de significado). Este tipo de medio de información, popular en internet, pueden crear un retroceso en nuestra capacidad de *entender las cosas*.

Ahora podemos hacer una conexión con lo que se ha escrito acerca de las coincidencias de funcionamiento de las redes. Recordemos que más arriba se comentó que las similitudes entre Facebook y Twitter es, deslizar la pantalla para seguir viendo más contenido. Así, con esta forma de navegación en la que siempre hay algo que ver enseguida, sumado a la forma disminuida de mostrar información, nos muestra mucho de nada.

La velocidad a la que se comparte pero también que se consume información en la actualidad, creció desde la publicación de *HOMO VIDENS* [1], en el que el autor propone un cambio en la forma de abstraer al Ser Humano, transformándolo de un hombre que piensa, a un hombre que ve. En este título, el autor se centra en la forma de transmitir información en la T.V. 

Siguiendo las ideas de Giovanni Sartori, la evolución de la transmisión de la información ha sufrido cambios cuantitativos y cualitativos. La T.V. a diferencia de la radio, puede transmitir imágenes y audio, aunque las noticias en T.V. están sujetas a *si hay algo que mostrar, algo que sea video-digno de ser mostrado*. Es aquí donde inicia el proceso de dañar la capacidad de abstracción, mostrando más imágenes que texto en tiempos muy cortos. Noticia tras noticia apenas y da tiempo para digerir lo que hemos visto.

Con internet, la velocidad a la que consumimos noticias crece en comparación con la T.V., porque en las redes sociales, uno mismo desliza por la pantalla sin fondo de donde, como mínimo, se leen los encabezados, y se sigue deslizando, leyendo más encabezados. Así, en un minuto pudimos leer los encabezados de unas 20 noticias, (y omitiendo publicaciones de otros tipos). Pero hasta ahí, nada más de información.

Si alguien decide entrar a leer una de estas noticias, y si corre con suerte, entrará a una página que muestra más anuncios qué información de la noticia. Una página regular se puede formarse más anuncios y ofertas, que de texto informativo. La experiencia del usuario puede ser algo como lo siguiente:

 

>anuncio|anuncio

>anuncio|anuncio

>anuncio|anuncio|encabezado|anuncio|anuncio

>anuncio|anuncio

>anuncio|encabezado|texto|anuncio|encabezado|

>anuncio|anuncio

>anuncio|anuncio

>anuncio|encabezado|texto|anuncio|encabezado|

anuncio|anuncio

 

Estas páginas apenas cuentan con una introducción vacía, hablando mucho pero sin decir algo, y a la mera hora del contenido, ¡nada de nada! Aquí se da otro salto en el proceso de atrofiar la abstracción, porque solo leemos encabezados sensacionalistas con un contenido casi nulo.

 

MODELO DE NEGOCIO DE FACEBOOK

En INSTITUCIONALIZACIÓN DE PODER POR MEDIO DE LAS REDES SOCIALES, se comenta que, Facebook, como red social para *crear comunidad*, encontró nuevas funciones, como la de institucionalizar ideas. Aquí, se ha encontrado otra función secundaria, o acaso sea la idea principal. Se trata del modlo de negocio de las redes sociales.

Recolectar los datos de los usuarios y venderlos a terceros es el negocio de estas empresas. El servicio es gratis, porque nosotros somos el producto que ellos venden. Esto ha llevado a Facebook ha tener problemas que tienen que ver con la recolección de datos sensibles, como en el caso de Cambridge Analytica, cuando «La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) comenzó a investigar a Facebook en marzo de 2018, luego de que se revelara que a través de un **test de personalidad** se recolectaron datos de los usuarios que luego se vendieron a Cambridge Analytica. La FTC de Estados Unidos ordenó a la red social a pagar **US$5.000 millones** como sanción por las **malas prácticas** en el manejo de la seguridad de los datos de los usuarios, acusando a Facebook de haber compartido de manera inapropiada los datos de **87 millones de usuarios** con la firma de consultoría política Cambridge Analytica.

Aunque solo 270.000 personas tomaron el test, un exempleado de Cambridge Analytica afirmó que los datos de cerca de 50 millones de usuarios, mayormente en EE.UU., fueron recolectados sin su **consentimiento explícito** a través de sus redes de amigos.

En manos de un gobierno benévolo, los algoritmos de vigilancia quizá sean lo mejor para la humanidad. Pero esos algoritmos de macrodatos podrían empoderar a un futuro Gran Hermano, terminando con sus ciudadanos sometidos todo el tiempo a un régimen de vigilancia orwelliana quizá hasta de tamaño global, siguiendo no solo nuestras actividades externas sino también en nuestras experiencias internas. 

Si se imagina por ejemplo, que el régimen de Kim Jong-un en Corea del Norte sea capaz de exigir a cada ciudadano que lleve un brazalete biométrico que supervisará todo lo que hiciera y dijera, así como su tensión sanguínea y actividad cerebral. Este régimen podría evaluar lo que todos sus ciudadanos estén experimentando en cualquier momento. Si al ver una fotografía de Kim, y se registren señales que delaten ira, podríamos vernos en problemas [3].

Dado el aislamiento de este régimen, a Corea del Norte le costaría desarrollar esta tecnología, pero dicha tecnología puede desarrollarse en naciones más avanzadas, y luego ser copiada o comprada por norcorea y otras dictaduras atrasadas [3].

Hoy en día, en algunas naciones, cuando sus ciudadanos publiquen algo en Facebook, viajen de una ciudad a otra o realicen una llamada telefónica, es probable que se les vigile con microfonos, camaras, etc. Los datos obtenidos se analizan con algoritmos de macrodatos, ayudando a las fuerzas de seguridad a neutralizar amenazas potenciales sin tener que desplazarse demasiado sobre el terreno.

En 2017, un trabajador palestino publicó en Facebook una fotografía de sí mismo en su lugar de trabajo, al lado de un buldócer. Junto a la imagen escribió: «buenos días», por errores de traducción el algoritmo de lo tradujo como: «hiérelos». Al sospechar que el hombre fuera un terrorista, las fuerzas de seguridad israelíes lo detuvieron. Quedó el libertad cuando se dieron cuenta que el algoritmo había cometido un error [3].

Entonces, que la idea de «crear comunidades» como principal función de Facebook, parece ser un subproducto de su modelo de negocios original, que es vender los datos, y todo el mundo, desde las feministas hasta los fundamentalistas islámicos están en el negocio de la creación de comunidades [3].

Hay que agregar que Facebook ha sido acusado varias veces por evasión fiscal. Si se piensa que la gente vive principalmente en linea, y que se les proporciona los instrumentos para su existencia en línea, se podría considerar como un servicio social benéfico, aunque se evite pagar impuestos a los gobiernos. Pero hay que recordar que los humanos tienen cuerpo y que, necesitan carreteras, hospitales y sistemas de drenaje, así se hace difícil justificar la evasión fiscal. ¿Cómo pueden elogiar las virtudes de la comunidad al tiempo de rehusar mantener económicamente los servicios comunitarios importantes?

Facebook es una herramienta para obtener datos personales, analizar los perfiles de sus usuarios y vender esa información a terceros, no para compartir noticias que tengan un grado de relevancia y/o necesiten un mínimo de atención. A los jefes detrás de las redes sociales se les olvida que somos un cuerpo completo, y nos ven más como un par de ojos, dedos y una tarjeta de crédito [3].

 

REDUCCIÓN DEL DIÁLOGO

En todos los sistemas filosóficos anteriores a Hegel, se había intentado fijar criterios eternos sobre lo que el hombre puede saber del mundo, como lo hicieron Sócrates, Spinoza, Hume y Kant, investigando las bases del conocimiento humano, pronunciandose sobre las condiciones eternas del conocimiento humano sobre el mundo.

Hegel opinó que esto era una imposibilidad, y que no existe una «verdad eterna», tampoco existe una «razón eterna». Así, el único punto fijo al que puede agarrarse el filósofo es a la propia historia.

Para Hegel, la historia es como el curso de un río. Cada movimiento del agua en un punto del río, está determinado por la caída del agua y remolinos más arriba, pero también está determinado por las piedras justo en el presente. La historia del pensamiento se puede comparar al curso de un río. Todos los pensamientos que vienen «manando» de las condiciones de personas que han vivido antes, contribuyen a la forma de pensar actual. Por lo que no se puede confiar que determinada idea sea correcta para siempre. Puede que sea correcta en la época en que nos encontramos.

Según Hegel, un estudio de la historia muestra que la humanidad se mueve hacia una racionalidad y libertad cada vez mayores. Se dice que la historia sobrepasa sus propios límites y tiene un objetivo. Hegel, además de señalar a la historia como una cadena de reflexiones, señaló las reglas de esta cadena.

Estudiando la historia, uno se da cuenta de que cualquier idea se sustenta sobre la base de una idea anterior. Cuando se presenta una idea, está será contradicha por otra, produciéndose una tensión entre dos formas de pensar. Esta tensión se disipará cuando surja una tercer idea, que recoja lo mejor de los puntos de vista de las dos precedentes. A esto Hegel le llamó «Evolución de la Dialéctica». Por lo tanto, se presenta un ejemplo de cómo ocurre esta evolución dialéctica:

Los presocráticos discutían la cuestión de la materia primaria y del cambio. Los eleatos dijeron que cualquier cambio era en realidad imposible, viéndose obligados a negar su existencia.

Los eleatos habían expuesto una afirmación, un punto de vista que Hegel llamaba *tesis*. Ahora, cada vez que se produce una afirmación, se produce otra a la que le llama negación. Aquí se produce la tensión entre dos maneras distintas de pensar. Esta tensión fue anulada por Empédocles, al señalar que los dos tenían algo de razón y que los dos se habían equivocado en algo. A estas fases del conocimiento se las llamó, *tesis*, *antítesis* y *síntesis*.

En otro ejemplo, el racionalismo de Descartes era una tesis que fue contradicha por la antítesis empírica de Hume. Este antagonismo entre las dos formas de pensar, dio resultado a la síntesis de Kant, que daba razón en algunas cosas a los empiristas y en otras a los racionalistas. En este punto, la síntesis de Kant se convierte en una nueva tesis, un nuevo punto de partida para futuras reflexiones [4].

Estas afirmaciones, negaciones y síntesis, se pueden llevar, usando nuestra abstracción, de una forma tan grande y detallada que pueden llevar años en detallarse y mostrarse, resultado, por ejemplo, en la *CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA [8]*.

Ahora, esta habilidad para ordenar, proponer tesis, antítesis y síntesis, con la aparición de las redes sociales parecen ir disminuyendo, con lo que al mismo tiempo, disminuye la humanidad que reside en nuestra abstracción. Esto es porque se usa como medio de información, una herramienta que en su concepción no funciona para tal. El tiempo que se emplea para ver una noticia es tan corto, que no da tiempo para analizarla en profundidad. Apenas mostramos atención a una publicación, cuando enseguida ya se está mostrando la siguiente, y seguimos deslizando la pantalla.

La reducción de esta abstracción se da por la forma tan vacía que estas plataformas ofrecen para debatir (podrán crear comunidad, pero están lejos de ofrecer un debate claro, persona a persona), con una cantidad mínima de texto e imágenes. Lo que, fuera de estas plataformas pudo haber producido un debate que estimulará nuestra razón y abstracción, se ha reducido a escribir pequeñas cantidades de texto, o, peor aún, «dialogando» usando memes.

En el ensayo anterior, vimos que los memes tienen una función ritual de enraizar cierta creencia en nosotros. Otra función es reducir la capacidad de debatir. Se da por hecho que «debatir» usando memes no estimula la abstracción y ofrece una explicación demasiado sencilla del tema, casi arrebatando nuestra opción al diálogo. Así, lo que en ausencia de las redes, puede dar lugar al desarrollo de un diálogo, a la exposición de una tesis, antítesis y síntesis, termina en una sucesión de memes.

  

CONCLUSIONES

Haciendo una recapitulación del ensayo sobre bipedación y cerebración, hemos dicho que las redes sociales, cuyo primer objetivo es crear comunidad, ha encontrado otros fines de uso y que las publicaciones a manera de meme, cumplen en muchos casos una función ritual.

Aunque las funciones principales entre Facebook y Twitter sean diferentes en cuanto a su uso, la forma de navegación es similar en las 2 plataformas. Esta similitud se relaciona con la velocidad a la que las personas ven contenidos de noticias de una manera superficial, y esta superficialidad reduce nuestra característica más importante del ser humano, la abstracción.

Para detallar cómo surge la capacidad de abstracción, y como su deterioro se conecta con las redes sociales, se hizo una recapitulación sobre las características quizá más importantes a la hora de poder desarrollar inteligencia y abstracción, muestra las siguientes características: ojos estereoscópicos para mejorar la caza; un pulgar oponible para manejar instrumentos y el lenguaje, para transmitir y acumular información.

Contrario a plantear al humano como un ser único por su capacidad de razonar, autores como Unamuno dicen del humano, que primero es un animal afectivo, entonces no es el razonamiento lo que nos hace humanos, pues los animales también razonan. La abstracción se centra como capacidad intrínsecamente humana.

Nuestra capacidad de abstracción nos ha dado nuestro saber y avance, articulando un lenguaje de símbolos que evocan representaciones de cosas invisibles. Toda nuestra capacidad de administrar la realidad política, social y económica en la que vivimos, se fundamenta exclusivamente en un pensamiento conceptual que representa entidades invisibles e inexistentes. Así, la constitución de nuestros ojos, el pulgar oponible y el lenguaje, nos han hecho una especie con capacidades para abstraer ideas.

Después hemos dado un salto para analizar los medios de comunicación como la T.V. en que el hecho de ver, prevalece sobre el hecho de hablar, en el sentido de que la voz del medio es secundaria y, como consecuencia, el telespectador es más un animal vidente que un animal simbólico, mostrando un cambio en la dirección del entendimiento aislandolo de su capacidad de abstracción.

Sobre los videos informativos, se ha explicado su falta de información y enorme cantidad de tiempo que se utiliza para mostrar imágenes vacías que vagamente se relacionan con el encabezado.

Por último, se habló de la forma en que se desarrollan las ideas mostrándose en tesis, antitesis y sintesis, y se relaciona con cómo las redes sociales disminuyen la exposición y desarrollo de la abstracción en los humanos.

NOTA

Este ensayo toma su nombre del capítulo 5 de LA SOCIEDAD TELEDIRIGIDA [1].

 

BIBLIOGRAFÍA

* [1] Sartori, G. (2012). _Homo videns: la sociedad teledirigida_. Taurus.

* [2] De Unamuno, M. (1983). _Del sentimiento trágico de la vida. La agonía del cristianismo_ (Vol. 113). Ediciones AKAL.

* [3] Harari, Y. N. (2018). _21 lecciones para el siglo XXI_. Debate.

* [4] Gaarder, J. (2012). _El mundo de Sofía: novela sobre la historia de la filosofía_ (Vol. 1). Siruela.

* [5] [https://rocktech.mx/bipedacion-y-cerebracion-un-enfoque-hacia-la-mujer](https://rocktech.mx/bipedacion-y-cerebracion-un-enfoque-hacia-la-mujer)

* [6] Kaku, M. (2018). _The future of humanity: Terraforming Mars, interstellar travel, immortality, and our destiny beyond Earth_. Anchor.

* [7] Rodríguez, P. (2000). _Dios nació mujer_ (No. 04; BMR, BL215. 5 R6.). Suma de Letras.

*[8] Kant, I. (1977). Crítica de la razón pura. Porrúa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *